Justo en el momento en el que el FMI propone rebajar aún más el déficit español mediante la reducción de la cobertura sanitaria, me mandan este vídeo de hace unos días en el que se ve cómo funcionarios griegos del sector de educación asaltan la TV pública griega para poder transmitir sus opiniones a una población. Se quejan, y con razón, de algo más que evidente en los modernos medios de comunicación: la falta de pluralidad. Esta “democracia” se está desintegrando y cada vez más gente es consciente.