Hace ya bastantes años que salió a la luz el libro de “El Club de la Lucha” y, posteriormente, su película. Desde que la vi se convirtió en una de mis preferidas. Y ayer recordábamos una escena que siempre me pareció extremadamente realista y que ahora recupera su actualidad a raíz de las movilizaciones de DemocraciaRealYa.