Tras leer en la página de Juan Torres una noticia sobre la reducción de la pobreza en Venezuela, me dio por echar un vistazo a los datos sobre pobreza proporcionados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) para todos los países de América Latina. Me interesaba más la pobreza que la desigualdad, pues porque aunque tiene menos trascendencia “económica” es de extraordinaria importancia para comprender dónde se puede hallar la base social del presidente Hugo Chávez.

Los resultados vinieron a confirmarme lo que ya pensaba: Venezuela ha estado a la cabeza de la lucha contra la pobreza en América Latina, sacando en los últimos años a una importantísima cantidad de personas del umbral de pobreza. A tenor de los datos, otros países que han realizado esfuerzos notables han sido Ecuador, Nicaragua, Chile y Brasil, aunque en todo caso la reducción de la pobreza ha sido un fenómeno generalizado en toda la región.

Hay una dificultad especial al trabajar con estos datos: no se elaboran estadísticas todos los años y la metodologías difieren de unos países a otros. En todo caso, y teniendo presente que en rigor los datos no son comparables entre países, lo que interesa es observar las tendencias de cada país ya que en ese caso las metodologías no difieren (salvo en el caso de Perú, tal y como indica el informe).

En la tabla que aparece a continuación he ordenado las tasas de pobreza en orden ascendente (de menor a mayor nivel de pobreza), indicando claramente el año para el cual se obtienen los datos. Y para homogeneizar y hacer comparables las tendencias en dichos datos -dado que los períodos son diferentes para cada país-, he calculado las tasas de crecimiento medio anual. Es decir, para Uruguay, uno de los pocos países en los que ha aumentado la pobreza en los últimos años, y que tiene una tasa de crecimiento medio anual del 5,17%, se debe interpretar como que el cambio de las tasas de pobreza desde 1999 y 2008 es equivalente a que todos los años dentro de ese período la pobreza hubiera crecido un 5,17% anual.

Dos elementos de alerta antes de observar la tabla: primero, la CEPAL indica que la metodología de Perú cambió del año inicial al año final, de forma que yo los datos no los tendría en cuenta; segundo, el número de años que separan el dato inicial del final suele estar entre cinco y nueve, pero en el caso de Bolivia es de dieciocho, por lo que tampoco lo tendría en cuenta.

La tabla muestra que Venezuela es el quinto país con menor tasa de pobreza, y sobre todo que es el país en el que más se ha reducido en los últimos años la pobreza: a un ritmo medio del 9,17% anual.

Como había dicho antes es más que probable que esto tenga una relación directa con el mantenimiento del apoyo al gobierno de Chávez. Sacar a gente de la pobreza no sólo es un ejercicio que debería estar en la agenda de toda izquierda, sino que también es un instrumento estratégico para consolidar y fortalecer una base social que proporcione legitimidad suficiente al movimiento. Eso explicaría por qué, ante el acoso internacional que además de tosco es realmente penoso, la fuerza del gobierno sigue siendo tan alta más de diez años después.

El ciudadano medio español, desinformado y politizado a través de los medios de comunicación, cree probablemente que Chávez es un dictador y que el pueblo venezolano pasa verdaderas penurias y represión por su culpa. Muchos no entienden cómo puede ganar elecciones una y otra vez sin apenas perder apoyo, y tienden a decir -injustificadamente- que la corrupción es el factor que todo ello lo explica. Otros, más informados, sabemos que las razones de dicho apoyo responden, se esté de acuerdo o no con ello, a la misma idea de siempre: la lucha de clases concretizada en todo un complejo escenario de alianzas sociales.